sábado, 4 de febrero de 2012

I Congreso internacional Manuel Vázquez Montalbán (tercera jornada)


La tercera jornada fue abierta por Josep María Casasús, que habló de Información sobre la información (1963), un libro en el que Vázquez Montalbán propone una «reflexión posibilista de la comunicación».
Este libro, editado por Fontanella, tuvo una gran importancia periodística, de modo que en 1988 el Institut d’Estudis Catalans celebró su veinticinco aniversario. En La palabra libre en la ciudad libre (1979), Vázquez Montalbán reflexiona sobre la comunicación en un mundo utópico. En Historia y comunicación social (1980) estudia las escuelas de comunicación.

Santiago Sevilla habló de la memoria histórica y la Historia como escritura colectiva. Podéis ver el Powepoint de la ponencia aquí. Javier Sánchez Zapatero y Alex Martín Escribá compararon la obra de Vázquez Montalbán y Petros Márkaris. Hay un problema terminológico respecto de la novela negra. Según Javier Coma, la novela negra es un género escritos entre los años veinte y sesenta en los Estados Unidos. A día de hoy, hay ciertas novelas a las que llamamos novela negra cuando, estrictamente, no lo son. El término novela criminal podría englobar a textos próximos, cuya distinción hoy es un poco confusa: novela negra, novela policiaca, novela de espías… Javier Sánchez Zapatero y Alex Martín Escribá distinguen entre novela criminal nórdica (con autores como Larsson, Mankell y Fossum) y mediterránea (cuyos miembros son Jean Claude Izzo, Andrea Camillero, Petros Márkaris y Vázquez Montalbán y sus antecedentes son Simenon y Sciascia). La novela nórdica recoge asesinatos cruentos y tienen un tono trágico, mientras que los personajes de la novela mediterránea, si bien también critican la sociedad, tienen más vitalidad: «Los personajes acostumbran a ser amantes de la buena mesa y el buen vino» (David Barba). La novela mediterránea se caracteriza por el placer, su carácter hedónico, y el desencanto sobre cómo ha cambiado la sociedad. Novela criminal mediterránea es un término también limitado, porque, si bien el placer y el desencanto es propio de autores del mediterráneo, hay autores no-mediterráneos que comparten estas características: Padura, Díaz-Eterovic, Lozano, Villar, León. En este sentido, sería mejor considerar al conjunto como «novelas de placer y desencanto» o, según la propuesta de José Colmeiro, novela criminal del Sur.

La última ponencia fue a cargo de José Colmeiro. Erec y Enide trata sobre unos personajes que buscan una utopía, dentro de un mundo corrupto. En esta obra tiene un gran peso y se reinterpretan el ciclo artúrico. El mismo título remite a Chrétien de Troyes. La Isla de San Simón sirve en el texto como punto de encuentro entre Latinoamérica y España. Esta isla es un lugar «liminar», que permite la conexión entre otros lugares y la reflexión sobre un posible futuro mejor.

Mañana cerrará el congreso con un paseo por los lugares de Barcelona relevantes en la vida de Vázquez Montalbán y la presentación de Anatomía del crimen. Guía de la novela y el cine negros en la Librería Negra y Criminal.

La fundación de la Asociación de Estudios Manuel Vázquez Montalbán y este congreso son el inicio de un trabajo colectivo para el estudio de un autor valioso y muy complejo. Está previsto que aparezca una revista sobre Vázquez Montalbán y nuevos congresos. Todo esto nos interesa a los escritores, lectores de Vázquez Montalbán e investigadores en Literatura. Podemos aprender mucho de escritura si estudiamos la obra de Vázquez Montalbán. De modo que recomiendo a quienes os interese alguno de los campos mencionados que estéis pendientes de las actividades de la Asociación de Estudios Manuel Vázquez Montalbán y que preparéis trabajos sobre este autor. Hay mucho que decir sobre el tema.

Foto de José Colmeiro y Mari Paz Balibrea.