viernes, 3 de febrero de 2012

I Congreso internacional Manuel Vázquez Montalbán (2ª jornada)

Hoy tuvo lugar la segunda jornada del I Congreso internacional Manuel Vázquez Montalbán. Georges Tyras comentó que en El estrangulador se combina la reflexión sociopolítica en forma de ensayo, con la narración sobre la enfermedad del protagonista. El poema La ciudad es una crónica de una vida, que recorre una «ciudad imaginaria». Tyras señaló que La ciudad «elabora un imaginario de inspiración ellotiana».
 Tanto El estrangulador como La ciudad retratan un mundo fragmentario, incomprensible, que ha perdido las referencias históricas.

Michael Aude, autor de Con el muerto a cuestas, dijo que El pianista es la que el autor critica a «los sectores más radicales del PSUC», reflexiona sobre la situación política del momento. José María Izquierdo puso de relieve que Vázquez Montalbán se centra en situaciones conflictivas. «Crea obras que invitan a la reflexión una vez desveladas las raíces del desorden social». Josep V. Saval observó que Los alegres muchachos Atzavara está narrada desde múltiples perspectivas, al modo de Rashomon, lo que se repite en Galíndez. Tanto Los alegres muchachos como Autobiografías del General Franco, estudiada por Silvio Bataglia, son novelas polifónicas, construidas sobre muchos discursos, que interrumpen el discurso. La narración se enfrenta a ruidos (José Colmeiro). Ambas novelas son antitotalitarias porque hay más de un discurso en juego y los textos se abren a diversas lecturas.

Por la tarde, Stewart King valoró cómo en la obra de Vázquez Montalbán la identidad catalana aparece entre dificultades, con polémica y en proceso de construcción. Por ejemplo, en La soledad del manager uno de sus personajes, el alemán, critica a los charnegos porque «hicieron el caldo gordo a los franquistas». La identidad catalana se enfrenta a los conflictos políticos del conjunto de España. Cualquier identidad de un colectivo resulta muy complicada y esto es palmario respecto a Cataluña. En El hombre de mi vida se trata de definir esta identidad de diferentes maneras, pero no se puede llegar a nada objetivo, sino tan sólo consensuado: «Cataluña es un sujeto colectivo, vamos, virtual». Carol Vignal trató sobre la «comprensión fenomenológica del lenguaje» en Los mares del Sur. El lenguaje expresa las impresiones físicas de los personajes.

Por último, en la Biblioteca Jaume Fuster, con motivo de la Semana Negra de Barcelona, se habló de la Revista Gimlet, que dirigió Vázquez Montalbán. Esta fue una revista de novela negra que, pese a que sólo cuenta con catorce números, fue socialmente muy importante. Andreu Martín reflexionó sobre la separación irracional entre novelas enigma, del status quo, que escribían autores como Agatha Christie y Conan Doyle; frente a la novela negra de autores como Raymond Chandler y Dashiell Hammet. Si queréis saber más sobre este debate, podéis leer los trabajos de Javier Coma y José Colmeiro.

 En la foto de izquierda a derecha: Javier Rivero, Stewat King y Ricardo Tejada.