viernes, 29 de julio de 2011

24/7/2011 Londres

Londres es una ciudad con mucha vitalidad, mucho movimiento, mucha música, gente de todas partes por todas partes. En las caballerizas de la reina vi el cambio de guardia. Es de un ritualismo y de una precisión admirables. Los soldados esperan hasta que el reloj da la hora en punto y llevan a cabo una serie de movimientos con mucha seriedad, para después guardar inmóviles la entrada. Asimismo, después de ver la exposición dedicada a la guardia de la reina, es posible disfrazarse de guardia o de soldado de camuflaje. ¿Quién que no haya estado en la guerra no desearía disfrazarse de soldado, con su casco y su armadura?