lunes, 2 de mayo de 2011

Torremocha, José Luis. Un sueño profundo.

Hola soy Fran tengo 11 años y os voy a contar una historia muy rara. Eran las tres de la madrugada, y estaba durmiendo plácidamente en mi cama, de repente empecé a soñar quieres que te cuente el sueño que tuve, si, pues allí va:

Era un sábado normal, cuando de repente me desperté a las 9:00. No sabiendo que hacer baje a desayunar, allí estaba mi madre así que la salude:

-Hola mami- dijo medio dormido.

-Hola cariño, que tal has dormido- me pregunto mama.

-Bien- dije frotándome los ojos.

-Vale, a escucha tienes que ir a la panadería a comprar las tartas del cumple de tu hermana, cuatro barras de pan y unos bollitos para tu padre- me dijo mientras me daba 30 euros

Desayune, me vestí y Salí lo más rápido que pude a hacer los recados de mama.

Cuando ya estaba saliendo a la panadería, un hombre me cogió del brazo y me robo.

Pero no fue ni dinero, ni el móvil ni las llaves. Me robo el pan, las tartas y los bollitos de papa, así que le perseguí hasta justamente un callejón que había al lado de mi casa.

Tuve miedo así que no pase me fui a mi casa y se lo conté todo a mi madre, ella se rio, y yo la dije enfadado:

-¿Porque te ríes?

-Jajajajaja, por nada, es que no te han robado el pan, sino que tu padre te ha gastado una bromas- dijo riéndose a carcajadas.

-Mientras tanto mi padre salió con la máscara y con la compra que me pidió mi madre.

Este fue mi sueño, pero lo más raro fue que al día siguiente nada mas despertarme me paso lo que había soñado pero en la realidad, pero esta vez no pique con la broma de mis padres.