lunes, 2 de mayo de 2011

Piñon, Yaiza. Las 8 niñas con poderes

Había una vez en un pueblecito muy especial llamado Sanse, 8 niñas con poderes. Este pueblo estaba en las nubes. Los nombres de las niñas eran: Sandra, Sara, Bea, Andrea, Alexandra, Alba, y por último las Yaizas.

Sandra tenía visiones; Sara podía correr casi tanto, como a la velocidad de la luz; Bea volaba y tenía súper fuerza; Andrea disparaba tinta negra por las manos; Alexandra era capaz de mover cosas; Alba era pura electricidad; Yaiza P. se hacía invisible cuando quería; y por último Yaiza B. disparaba rayos por los ojos.

Un sábado por la mañana, como de costumbre, fueron a comprar ropa. De pronto Sara se quedó inmóvil, y con los ojos clavados en un punto fijo. Todas se empezaron a preocupar, pues ya sabían que lo que la estaba pasando era debido a una de sus visiones.

-¡Va a caer un meteorito en Sanse en menos de una hora!-Gritó preocupada.

Enseguida intentaron pensar en algo para poder detener al meteorito y así poder salvar Sanse.

Llegaba la hora, y Bea se preparó para volar por debajo de Sanse, cogerlo y llevarlo hacia un lugar seguro.Y así lo hizo.

Para no causar más daños en otras partes con el meteorito, Yaiza B. disparó rayos hacia este, consiguiendo así destruirlo. Habían salvado Sanse, así que los ciudadanos del pueblo construyeron una enorme fuente en medio de una plaza dedicada a las 8 niñas que consiguieron salvar Sanse. Así, cada vez que alguien pasaba por delante de la plaza y veía la fuente de las 8 niñas, recordaba con una sonrisa en la boca, aquel día que Sanse fue salvado.