lunes, 2 de mayo de 2011

Pecos, Alejando. EL HOMBRE DE CRISTAL

Erase una vez un hombre raro muy raro, tenía las piernas de cristal.
A lo cuál el las utilizaba para ser el campeón del mundo de atletismo, porque en las piernas tenía una fuerza increíble y se hacia los 100 metros lisos en 8 segundos algo que nadie en su vida había echo hasta que llego él y le quito el récord del mundo a Usaint Bolt que tenía 9,64. Fijaros le sacaba 1,64 en 100 metros lisos eso era una bestialidad, pero un día todos los atletas se quejaron de que eso era imposible el tenia algo mas que los otros no tenían.
El hombre nunca desveló su nombre y siempre siempre corria con pantalones largos para que no se le vieran las piernas, algo que las reglas dejaban correr con pantalones largos.

Un día el estaba entrenando con un rival suyo y le vio cambiarse, descubrió su secreto todo su carrera deportiva la tiró por la borda.
Al día siguiente el sabia que le iban a sancionar duramente por haer engañado al comité, pero fue todo lo contrario en las reglas no ponía nada de que no pudiera correr con piernas de cristal, pero estaba claro que el tenia una ventaja, entonces el hombre fue a operar para ponerse unas piernas normales quería ser igual que los demás.

Al cabo de un mes el pudo volver a las competiciones y aún así siguió ganando no haciendo los 8 segundo que tenia pero 9 si.
Todo el mundo se quedó muy contento al ver que todos los rivales tenían las mismas ventajas y se podía ver una carrera bonita y limpia.