jueves, 5 de mayo de 2011

Rubio, Jorge. La enfermera

¡17 años, traumatismo craneoencefálico y hemorragia interna!

La sangre española

Jon Ander tenía 17 años y acababa de sufrir un accidente con su moto, se había chocado con un "quitamiedos" y su compañero había fallecido.

La operación terminó y el "Jonan" estaba un poco mareado, Sonia, la enfermera le dio esteroides para estabilizarle.

-No te despiertes de golpe, con cuidado.

-Vale, ¿do...dónde estoy?

-En el hospital de Cruces en Bilbao.

-¿Cómo he llegado aquí? ¿Dónde esta Borja?

-Tuvisteis un accidente.

-¿Y Borja?

...

-¿DÓNDE ESTÁ?

-Ha, ha muerto.

Jonan se quedó en estado de "shock".

Sonia salió de la habitación 228 y se quedó sentada pensando en el error que acababa de cometer. Le dio vueltas y vueltas.

Entró horas después y cuando le fue a poner la inyección le tocó, esa vez le miró a los ojos.

Salió apresurada de la habitación y se puso a llorar al grito de: ¡¿POR QUÉ?!

Varios días después se dio cuenta de que estaba locamente enamorada. Sonia pensó que si se iba de allí tal vez no le vería nunca más.

Alteró las pruebas de sangre cambiando la sangre con una persona que tuviese el VIH para que se quedase.

Después de meses de manipular pruebas una joven llegó la habitación 228, la de Jonan, una muchacha que se abalanzó a sus brazos y le dio un beso.

Sonia llorando fue a la habitción de hematologí y se inyectó sangre de la gripe española, erradicada hace casi 100 años. Murió a las pocas semanas por asfixia.