martes, 3 de mayo de 2011

Bernal, Yaiza. Unas heroínas de órdago

Había un pueblo chiquitito perdido en las montañas. En él vivían unas chicas unos super poderes, un poco raros la verdad. Bea era super stronger, Sandra veía el futuro, Alba tenía una velocidad muy rápida, Alexandra tenía rayos X en los ojos, Andrea soltaba tinta negra, Yaiza P. se volvía invisible, Sara podía volar y Yaiza B. era super inteligente.
Un día, las heroínas, que como costumbre paseaban por el pueblo, vieron pasar un montón de aviones, cosa que no era normal.
-Chicas, esto es muy raro.- dijo Bea.
-Si la verdad, por aquí no pasa ningún avión.- dijo Sandra.
-¿Y si investigamos un poco?- propuso Alexandra.
-Me parece buena idea. A mí esto me huele mal.- dijo Sara.
Las chicas, que en el pueblo las apodaban las ocho supernenas, subieron al campanario para ver qué pasa. De pronto, Sandra vio el futuro y nos comentó que algo malo le iba a pasar a nuestro pequeño pueblo y país.
-Sandra, ¿qué has vistos?-dijo Yaiza P.
-Algo muy malo.- respondió Sandra.- Una bomba nuclear va a caer en Sanse, tenemos que poner el pueblo a salvo.
Todas estaban muy nerviosas y no sabían qué hacer. De pronto, Yaiza B., con su inteligencia, pensó en poner el pueblo en el cielo, Bea, con su fuerza, y Alexandra, con sus rayos x, despegaron el pueblo del suelo, Alba, con su velocidad, fue a avisar a todo el pueblo, Sara subió el pueblo al cielo, Andrea cogió una nube y, con su tinta negra, que era un poco pegajosa, pegó el pueblo a la nube y luego llegó Yaiza P. y, con su poder, volvió a todo el pueblo invisible.