sábado, 7 de mayo de 2011

Bermejo, Sara. Flashback.


Había una vez un hombre llamado Fernando que se acababa de mudar a una pequeña ciudad buscando no ser reconocido por nadie. Cuando llegó al vecindario muchos vecinos amables se acercaron a hablar con él llevándole tartas y dulces caseros en señal de bienvenida pero Fernando no habló con ninguno y no expresó ninguna muestra de agradecimiento.
Un día fue al supermercado y mientras estaba en la fila para pagar unas imágenes muy familiares se le pasaron por la cabeza. Esas imágenes eran de su antigua vida, aquella vida que él quería enterrar para siempre pero nunca lo conseguía.
En ese momento, salió corriendo del supermercado y se fue rápidamente a casa, no podía explicarse por qué se le aparecían tanto los recuerdos del pasado. Las imágenes describían una escena del hospital en el que trabajaba.
Era una mañana, una niña estaba ingresada en el hospital, estaba conectada a un aparato para poder respirar pero no tenía esperanzas de seguir con vida durante mucho tiempo. Su amigo Roberto era el encargado de cuidar a la niña y al ver que no sobreviviría decidió desenchufarla del aparato.
La gente, en seguida se puso en contra de Roberto y llegó hasta tal punto la presión que decidió suicidarse y Fernando encontró el cuerpo desangrado en un quirófano.
Desde entonces, las imágenes de la niña y del cuerpo sin vida de Roberto le llevan atormentando durante años.