sábado, 7 de mayo de 2011

Bermejo, Sara ¡Sanse vuela!

En una ciudad llamada San Sebastián de los Reyes vivían unas chicas que tenían poderes de superhéroes. Se llamaban Sandra, Andrea, Bea, Yaiza, Piñoncito y Alba y vivían en una casa a las afueras para que nadie descubriera sus poderes.
Una mañana, Yaiza y Piñoncito fueron a la panadería a comprar el pan y por el camino vieron a una mujer que lloraba gritando.
-¡Ayuda! ¡Sanse está por los aires!
Cuando la oyeron, las chicas se fueron rápidamente a su casa para avisar a las demás de lo que estaba ocurriendo y no daban crédito de lo que oían.
En seguida, se dieron cuenta de que esta acción no era ni más ni menos que del malvado Doctor Martens que había lanzado un hechizo para que la ciudad volara por los aires.
Las chicas, pensaron en lo que podían hacer y decidieron unir sus poderes e intentar bajar Sanse de las nubes. Cuando la ciudad ya estaba a salvo todo el mundo se preguntaba qué había pasado pues, nadie recordaba nada porque las chicas, además de hacer bajar Sanse con sus poderes, fabricaron una pócima para que nadie recordara qué había ocurrido.
Después de esto, todas se fueron en busca del Doctor Martens que aún estaba suelto por la ciudad y quién sabe si podría hacer otra locura más. Consiguieron atraparle y meterle en la cárcel de superhéroes.
Y así, todo volvió a la normalidad en Sanse.