sábado, 30 de abril de 2011

Rubio, Jorge. Tortugaman y Galapaboy

Tortugaman y Galapaboy estaban en un cálido día en las islas galápagos, tomando zumo de coco con una sombrilla. El día no se podía presentar mejor. Hasta qué..... ¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhh! se oyó en la lejanía. Tortugaman gritó ipso facto: ¡Al Tortugamóbil! Con su increíble velocidad el tortugamóbil podía alcanzar los 2 km/h. Llegaron 5 horas después pero...¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!, otra vez se oyó. Galapaboy le dijo a tortugaman:

-¡Es en ese edificio!

Corrieron hacia dentro y observaron a una mujer que chillaba como una loca:

-¡Se me han quemado las gambas y ahora viene mi jefe!

- No pasa nada, tenemos los tortugambas en el caparazón.- Dijo Galapaboy.

Le ayudaron a cocinarlas con la receta especial. Llegóel jefe y dijo:
- Son las mejores gambas que he probado en mi vida.
- Gracias Tortugaman, Galapaboy. No se qué haría sin vosotros.
- Esto un trabajo de: ¡TORTUGAMAN Y GALAPABOY!
FIN