sábado, 30 de abril de 2011

Nieto, Luis. El extraño caso del escarabajo

Érase una vez un hombre llamado Ernesto que vivía en un pequeño pueblo cerca de la ciudad de Londres con su mujer y sus 3 hijos. Tenían una casa bastante bonita con un jardín enorme, lo malo de ese jardín es que estaba infectado de cientos y cientos de escarabajos y no solo de una especie sino de varias.

Ernesto estaba arto de que sus hijos no pudieran salir al jardín por que tenían pánico a los insectos, por lo tanto sus hijos solo pudieran jugar en casa.

Entonces decidió llamar a un exterminador para que matase a todos los insectos de su jardín y sobre todo a los escarabajos. Cogió las páginas amarillas y busco el número del exterminador más cercano al pueblo. Después de un buen rato buscando el numero de algún exterminador no encontró ninguno que estuviese cerca de allí pero encontró el numero de uno que vivía en Irlanda. Decidió llamarle para saber el material que debía de comprar para intentar exterminar los insectos del jardín, lo tenía que hacer el solo por que nadie de esa zona le podía ayudar.

Le llamó y le dijo lo que necesitaba, era una especie de bolsitas de veneno que debía de echar en el jardín y el veneno al estar en contacto con los insectos, el insecto se moriría.

A Ernesto le resultó complicado encontrar esas bolsitas pero al final las encontró en una tienda de el pueblo de al lado.

Al llegar a casa lo primero que hizo fue echar las bolsitas al jardín. En las bolsitas ponían que el veneno haría efecto en unos 2 o 3 días.

Mientas tanto los escarabajos y demás insectos se lo estaban pasando muy bien jugando, corriendo y otros muchas cosas.

Al cabo de 3 días se encontró el césped lleno de cosas negras en el suelo. El suelo estaba repleto de escarabajos muertos, el veneno había funcionado, sus hijos ya podían salir a jugar al jardín.

Ernesto creía que todos los escarabajos habían muerto pero fue así quedaba una parte de ellos que no se por que motivo el veneno no le hizo efecto.

Uno de ellos era un brujo y ese brujo ideo una poción mágica que convirtiera a Ernesto en un escarabajo. Para que supiera lo que sufrían ellos al ser tratados de esa manera. Idearon un plan para introducirle la poción el su cuerpo, el plan más sencillo era introducirle la poción en el vaso de agua que tenia en la mesita de noche y que por la noche se bebiera la poción.

El plan había que realizarlo cuando no estuviese en casa para que no les vieran introducir la poción en el vaso. Y así lo hicieron.

Cuando Ernesto llego a casa ya era tarde y ceno rápidamente para irse a dormir. Antes de irse se bebió un vaso de agua, esa agua era el que contenía la poción.

A la mañana siguiente Ernesto se levanto y se notaba raro la sabana le tapaba la cabeza y tenia la sensación de que la cama era demasiado grande. Se levanto de la cama y quiso poner los pies en el suelo pero no le llegaban y se callo al suelo, en ese momento se dio cuenta de que se había convertido en un escarabajo, creía que era todo un sueño pero cuando se miro al espejo se dio cuenta de que era verdad, era un escarabajo y de repentese desmayo.

Cuando se despertó estaba en un lugar muy oscuro y olía a humedad, no sabía donde estaba e intento moverse para echar un vistazo. Cuando llevaba unos cuantos pasos no pudo andar más, estaba encadenado como un perro.

Al cabo de unas horas se abrió una puerta que estaba situada al fondo de la habitación.Y de repente salio el jefe de los escarabajos y le dijo que por lo que había eso estaba hechizado para toda la vida y que no volvería a ser persona por lo que había hecho