viernes, 25 de marzo de 2011

Torremocha, José Luis. La pesadilla eterna

Era sea una vez, en el cielo de un inmenso bosque en el rio del Manzanares, había un pájaro de plumas amarillas que lo sobrevolaba. El pájaro era el jefe de su bandada e iba tomando pipas, y las cascaras se las tiraba a los demás animales. Los animales muy enfadados le atraparon, le cortaron las patas y le hicieron muchísimas más cosas. Al acabar de torturarle, le tiraron al bosque del lobo, cuenta una leyenda que todo lo que no sale ya que hay un lobo viviendo por esa zona.

Llegaron las 4 de la noche y el pájaro estaba medio muerto, cuando de repente se escucho un aullido:-Auuuuuuuuuuuuuuuuuuu.Auuuuuuuuuuuuuuuuuuu.

Es el lobo pensó el pájaro, pero de repente…….. No era el lobo, era un niño pequeño jugando con la PSP a un juego sobre lobos. El niño al ver al pajarito lo adopto y se lo llevo a casa.El niño a los 3 meses, se aburrió del pájaro y no saber qué hacer con él, lo coció y se lo dio a su gato para desayunar.

Al final el pájaro se despertó, todo había sido una pesadilla. El pájaro aprendió que hay que ser bueno con los demás animales y que hay algunos niños un poco locos.

FIN