jueves, 5 de mayo de 2011

García, Roberto. VENCIDO

Me he lanzado, lo he hecho.La velocidad es de vértigo y los pensamientos avanzan a más velocidad que yo. Quien lo diría, amante del prójimo y adorador de la confianza y la lealtad; me encuentro ahora desnudo y despoblado de todas las convicciones del ser humano.La traición, el despotismo y la falta de escrúpulos han ganado la batalla, mi batalla. Yo, la sociedad; mis locos pensamientos. ¿Son realmente locos?A estas alturas da igual, mi cuerpo besa el suelo tras amortiguar la caída con sus fuertes y fríos brazos. Sombra negra me cubre, me arropa, soy libre.