miércoles, 5 de enero de 2011

Introducción a «Creadores en acción»


Los escritores, como cualquier artista tienen algo que contar, algo que surge de su interior y que necesitan comunicar a los demás. Buena parte del trabajo del artista es solitario, a veces en medio de la «oscuridad y del silencio», como dijo Proust. El caso del escritor tiene la dificultad añadida de que debe reunir todas las destrezas. Debe distribuir bien lo que quiere contar, encontrar las palabras adecuadas, imprimirles un ritmo determinado y no descuidar ningún detalle. El escritor pone el escenario, muestra a los personajes cómo interpretar su papel y se preocupa de que la historia funcione. En «Creadores en acción» vamos a poner ejemplos de artistas que, ellos solos, se bastan para entregarnos interpretaciones interesantes, divertidas y cargadas de vitalidad.