jueves, 23 de diciembre de 2010

Unas notas (apresuradas) sobre la novela. Félix de Azúa

1. Que no pretenda ser un poema

2. Que exponga un fragmento del mundo histórico

3. Que lo exponga con sencillez

4. Que tenga por asunto un conflicto singular

5. Que no intente alcanzar una idea real o verdadera

6. Que este trabajada en cuanto al oficio

7. Falta, naturalmente, una última condición, pero no me es posible definirla más que así: la que cumple aquel novelista capaz de renovar nuestra facultad para imaginar mundos a partir de fragmentos de idea.